La Espera

  
He esperado, he esperado mucho. Pero a cambio, he aprendido mucho también.

He experimentado cómo el Señor entrena a sus hijos para aprender paciencia. Para tener constancia y entereza en este caminar. 

Una vez me dijo. “Jireh, deleitate en mi paciencia porque para donde quiero llevarte se requiere de ella. Te voy a enseñar paciencia” 

Me doy cuenta que pasamos por varias etapas. La de las rabietas hacia Dios cuando esperamos por algo con ansiedad incontrolable, gritando como niños malcriados que por qué o que cuándo. 

Luego que seguimos caminando y vimos que el Señor siempre llegó a tiempo en algún problema del pasado, entonces, desarrollamos un poco más de confianza. Eso sí, sin dejar de orar “desesperados” que el Señor se manifieste. 

Por último, llegamos a un punto donde simplemente le decimos al Señor. Yo confío en ti. Yo sé que no mientes, te conozco muy bien. Sé que vas a cumplir lo que has prometido. 

En este punto, la esperanza se renueva sola. Porque ya no depende de las emociones, ni de la incertidumbre de la circunstancia, sino, que sabe, porque sabe, que verá una vez más a Dios obrar como siempre lo ha hecho en pasadas ocasiones. Su esperanza está completamente puesta en un Dios que no miente.  

Wow! Cuando logramos llegar ahí, nada nos perturba. Y tranquilamente esperamos, mientras nos gozamos en el Señor. 

Deléitate en el Señor mientras aguardas, porque vale la pena esperar el tiempo de Dios. 

Nunca es en vano… Nunca. 

“¡ Dichosa tú que has creído, porque lo que el Señor te ha dicho se cumplirá!”

Lucas 1:45 NVI
Jireh Gerch

5 thoughts on “La Espera

  1. Literalmente parece como si lo hubiera escrito yo… Todas tenemos distintos procesos por los cuales el Señor nos lleva pero si algo es cierto es que Él es Fiel y siempre lo será!! Llegar a ese sitio de confianza ciega no es fácil pero la recompensa… Ver cumplida Su promesa, seguro valdrá la pena

    Liked by 1 person

    1. Wow así mismo es. Dios es fiel y aprender esa paciencia solo puede dirigirnos a ser seres llenos de paz y libres. Dios te bendiga y gracias por comentar. Mi nombre es Jireh a tus órdenes, gusto de conocerte.

      Liked by 1 person

  2. El que sabe esperar al final es recompenzado, tal vez en el momento de la prueba no entendemos que debemos adoptar y practicar lo que se llama paciencia, uno de los frutos del espíritu….el salmo 40 arroja luz y aliento a aquellos que por x o y están en un momento de espera para poder ser bendecidos….Dios bendiga

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s