Desorden en el Hogar

  
Aveces caminamos por nuestro hogar, nuestro rincón, el que Dios nos ha entregado para ser buenas administradoras y poner nuestra estampa, amor y cariño en él.

 Que pasa… muchas veces, si dejamos entrar el descuido y la dejadez estos podrían ser precursores de inestabilidad en el hogar trayendo desánimo y acomulándose un desinterés en los quehaceres que traen claridad mental y paz a tu casa. 

En medio del desorden no se puede pensar bien. La creatividad se bloquea. No te da deseos de nada. No fluyen las buenas ideas. La paz se va y terminas haciendo nada, desperdiciando mucho tiempo porque no tienes ni siquiera la idea de por dónde comenzar. Oye, Dios no habita en el desorden por eso se siente de esa manera. 

Todo comienza por una decisión”. Sí! Tan sencillo como eso. 

Por ejemplo. Yo hago ejercicio en mi habitación. Pero no puedo hacerlo tranquila si mi cama no está hecha. Porque de una u otra forma el ver mi cama hecha me anima a seguir adelante con mi proyecto de estar en salud. 

Otro ejemplo es que cuando la casa está desordenada o tengo trastes sucios en el lavaplatos, no puedo sentarme a orar o leer un buen libro tranquila. El orden es promotor de paz porque Dios es un Dios de orden y así deben también ser sus hijos. 

No digo con esto que seamos exagerados y  que tengamos una obsesión con tener todo tan meticuloso que se haga una tarea   ardua y poco satisfactoria. Todo en exceso trae desequilibro. Pero si encuentras el balance en lo que haces vas a crear un ambiente más conductivo a la alegría y a la paz. 

“porque Dios no es un Dios de desorden sino de paz. Como es costumbre en las congregaciones de los creyentes,”

‭‭1 Corintios‬ ‭14:33‬ ‭NVI‬‬

Ahora bien, en una nota más seria. El desorden que se ve no es más que el resultado del desorden que no se ve. Ejemplo. Imagina que tu mente es una casa y dentro de ella todo está desorganizado. Tus emociones, tus prioridades, tus pensamientos, tu voluntad, actitudes, reacciones, etc. Todo está patas para arriba. Por lo tanto, lo que se manifiesta del desorden interno no solo afecta el hogar sino todas las ramificaciones de tu vida trayendo caos, sentimientos de derrota y fracaso. 

Pero todo tiene solución. Habla con el Señor, pídele que libere tu casa (tu mente). Y día a día toma las desiciones que te ayudan a ser una persona más organizada. Deposita tus cargas y pon tu confianza en Dios. Un paso a la vez. 

CUÉNTAME ¿Qué haces para mantener tu casita organizada? 

Hasta aquí llegué. Espero que les guste,

Un beso guapuras!

Jireh Gerch

4 thoughts on “Desorden en el Hogar

  1. Excelente escrito, no podemos estar en paz con un hogar desordenado, Dios todo lo creo en perfecto orden y tomó el tiempo necesario en cada cosa… Congratulations Jireh….Dios te siga usando para hablar a su pueblo….bendiciones

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s