Cuando Sabes Quién Eres… 

Todo ser humano en la bolita de este mundo necesita estar en comunidad. Todos necesitan formar parte de una familia para desarrollarse saludablemente. Y esto es, porque es el diseño establecido por Dios. Su propio ejemplo lo predica cuando vemos la intimidad entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. También, cuando Cristo vino al mundo, lo vemos en su relación íntima con los 12 discípulos. (Cristo sabía que le traicionarían pero eso no fue obstáculo para dejar de amar. Hablo mi opinión del por qué en los siguientes párrafos). 

Ahora bien, ¿cómo podemos describir una relación sana en medio de una comunidad? Cuando una persona forma parte de un núcleo esta primeramente sabe a quién pertenece. Entiende de dónde vino y cuál es su fuente de energía y aceptación. Entonces, es una persona libre de estar y convivir con la comunidad de hermanos que se le fue asignada sin demandar de ellos lo que solo Dios puede darle. 

Esto te da la libertad de acercarte a los demás con el deseo de servir y de dar, mas que con el deseo de obtener y recibir atención. Cuando sabes quién eres y a quién le sirves, también sabes de dónde vendrá tu sustento, tu energía, solución, afirmación, dirección, corrección y la lista se haría interminable porque en Cristo hay profundidades que humano aun no ha entrado. 

Cristo anhela revelar sus profunididades a aquellos que lo han priorizado a Él por encima de cualquier otra persona o cosa. 


Cuando entendemos este maravilloso regalo, no vamos a tener que mendigar la atención de nadie, ni estar arrastrándonos para que otros nos toquen u oren por nosotros, mas bien, iremos a la fuente de la sabiduría, aprenderemos determinados a entrar en ella (Prov. 2:1-6)  y nos saciaremos para ser dadores. Para ser aquellos que levantan y establecen el Reino de Dios sobre la tierra. Con esto no estoy diciendo que recibir ayuda de otros es malo, todo lo contrario, Dios usa a sus siervos para bendecir a la gente, a través de ellos Dios se manifiesta para servicio. Pero Dios quiere que tengamos el concepto correcto para no entronar a nadie en pedestales que solo le pertenecen a Dios. 

Cuando sabes quién eres. Te relacionas con los de tu comunidad desde una perspectiva sana. Anhelas ver los demás crecer en lo que Dios ha hablado de ellos. Anhelas ser parte de su progreso. No les necesitas para que te den. Pero sí les necesitas para amar. Sientes gozo de verles catapultarse en los sueños que Dios depositó en sus corazones porque sabes que a través de ellos Dios avanzará su Reino. Es trabajo en equipo. 

“¡Cuán bueno y cuán agradable es que los hermanos convivan en armonía!”

‭‭Salmos‬ ‭133:1‬ ‭NVI‬‬

En Cristo podemos ser verdaderamente libres de todo concepto humano caído, de toda escuela de pensamiento que proceda de la carne. De toda estructura que limita nuestras almas para alcanzar lo que ya Dios habló de ti y de mi desde antes de la fundación del mundo. 
Repito, no dependes de la gente para recibir, solo Dios llena los vacíos. Dependes de Dios para amar y para dar de ti a los demás. 

Voy a poner este ejemplo. Aveces tienes un gran amigo/a en la que te has acostumbrado a depender de sus conversaciones o de su atención. Luego, todo cambia en la relación y ya no interactúan como antes. Si sientes dentro de ti una especie de decepción, quizás sea porque haz puesto a esa persona en un lugar inapropiado en las capas de tu alma. El esperar de esa persona más allá de lo que ella puede darte es ponerla en el lugar de Cristo. Cuando entiendes que las relaciones cambian dentro de la comunidad en la que te encuentras, si tienes una identidad definida, tendrás la capacidad de cambiar junto a la circunstancia sin dejar rastro de tristeza o desilusión en tu alma. Simplemente porque aprendiste que tu dependencia y tu llenura vienen del Reino de Dios. #Camaleon 

Eres libre para amar aun a los enemigos. Cuando sabes que no dependes de ellos, ni de su opinión, si no que solo dependes de aquel que te aceptó y te adoptó dándote nombre nuevo a un precio de sangre muy caro. 

“¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien!”

‭‭Salmos‬ ‭139:14‬ ‭NVI‬‬

Aprende a verte como Dios te ve. Que Él sea tu única fuente de abastecimiento. Mantente lleno/a de Él para poder dar sin esperar a cambio, ni siquiera la reacción de aquel que recibe de Dios a través de ti. Sé libre. 

Bendiciones Guapuras!

Jireh Gerch

#JesúsElÚnicoCaminoAlCielo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s