Vacíate de ti hasta que no quede nada

Uno de los temores más grandes de la humanidad es perder el control. Control de sí mismos, de sus deseos, de sus necesidades, territorio, libertad, etc. Pareciera como si todos trataran de pelear por mantenerlo y tener dominio sobre todo. Yo no los culpo, realmente es algo que está en nuestra naturaleza. Todo comenzó cuando el Señor nos confió el tener dominio sobre el mundo creado. Fuimos hechos a su imagen para reinar y gobernar como buenos administradores. (Gen.2:15). Sin embargo, supongo que ya sabes que por vender nuestros derechos al enemigo lo perdimos todo (Gen.3:6). De todas formas, la gente sigue ciegamente esforzándose por mantener el control sobre algo que ya no tienen. 

Tenemos que despojarnos de nosotros mismos para poder encontrar el camino nuevamente. Aceptar al Señor nos dará el acceso para recuperar lo que una vez perdimos en el Jardín de Edén. (Para el que tenga oídos). 

“Luego dijo Jesús a sus discípulos: —Si alguien quiere ser mi discípulo, tiene que negarse a sí mismo, tomar su cruz y seguirme. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa, la encontrará. ¿De qué sirve ganar el mundo entero si se pierde la vida? ¿O qué se puede dar a cambio de la vida?”

‭‭Mateo‬ ‭16:24-26‬ ‭NVI‬‬

Todo lo desconocido nos tiende a dar temor. Sin embargo, de eso se trata la fe. Cuando no sabes, pero de todos modos das el paso. Y del otro lado encuentras que Dios tenía razón. 

La única manera de entrar a Su herencia es poniendo tus intereses y motivaciones a un lado. Esto no es solo aplicable a la salvación si no a la vida cristiana también. Hay muchas cosas en el caminar cristiano que si no las rindes, no podrás ver el total cumplimiento de Sus promesas en tu vida. Mira lo que dice Pablo acerca de las riquezas escondidas de Cristo; tan pronto entendió que eran mucho más valiosas que la misma vida nadie le pudo detener de perseguirlas. 

“Sin embargo, todo aquello que para mí era ganancia, ahora lo considero pérdida por causa de Cristo. Es más, todo lo considero pérdida por razón del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. Por él lo he perdido todo, y lo tengo por estiércol, a fin de ganar a Cristo y encontrarme unido a él. No quiero mi propia justicia que procede de la ley, sino la que se obtiene mediante la fe en Cristo, la justicia que procede de Dios, basada en la fe. Lo he perdido todo a fin de conocer a Cristo, experimentar el poder que se manifestó en su resurrección, participar en sus sufrimientos y llegar a ser semejante a él en su muerte. Así espero alcanzar la resurrección de entre los muertos.”

‭‭Filipenses‬ ‭3:7-11‬ ‭NVI‬‬

Esto es obtenible y alcanzable. Procura determinarte llegar a la meta. Me gusta como Pablo lo recita, dejándonos saber en cierta manera, que vale la pena esforzarse para llegar a la medida de la estatura del Varón Perfecto. 

“No es que ya lo haya conseguido todo, o que ya sea perfecto. Sin embargo, sigo adelante esperando alcanzar aquello para lo cual Cristo Jesús me alcanzó a mí. Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús.”

‭‭Filipenses‬ ‭3:12-14‬ ‭NVI‬‬

Pablo habla aquí de las hijas e hijos maduros. Aquellos que han decidido arriesgarlo todo por Jesús y su Reino. Aquellos que dejaron todo atrás para conocerle más y participar en vida de sus riquezas en gloria. 

“Así que, ¡escuchen los perfectos! Todos debemos tener este modo de pensar. Y si en algo piensan de forma diferente, Dios les hará ver esto también.”

‭‭Filipenses‬ ‭3:15‬ ‭NVI‬‬

Estos hijos maduros ya no son más ellos mismos, sino que Cristo es quien vive a través de ellos. Caminan por fe en aquel que dio la vida por la humanidad (Gal.2:20). Esta es la voluntad de Dios para nosotros. 

“De este modo, todos llegaremos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a una humanidad perfecta que se conforme a la plena estatura de Cristo. Así ya no seremos niños, zarandeados por las olas y llevados de aquí para allá por todo viento de enseñanza y por la astucia y los artificios de quienes emplean artimañas engañosas. Más bien, al vivir la verdad con amor, creceremos hasta ser en todo como aquel que es la cabeza, es decir, Cristo.”

‭‭Efesios‬ ‭4:13-15‬ ‭NVI‬‬

Hermanos y hermanas, Cristo es nuestro standard. No temas vaciarte de ti mismo, volverás a encontrarte en Cristo Jesús. Este es el camino si quieres llegar a altos niveles espirituales. Niéguense a si mismos. 

Oración,

Señor, yo quiero esto. Dame la valentía para buscarte como Pablo te buscaba. Anhelo conocerte más profundamente, así como lo tienes planeado para mi. Dame Tu entendimiento y el coraje para decirte que Sí. Quiero más de ti y menos de mi. En el nombre de Jesús, Amén. 



Bendiciones!

Jireh Gerch

Sigue a Prophetic Writing en Facebook

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s